DEMIAN MAXIMIANO PEREZ CARBALLO

Su historia

La vida de Jacqueline Carballo y Carlos Alberto Perez Peralta cambiaría para siempre aquel 26 de noviembre de 2015; su hijito Demian, de apenas 3 años, quedó al borde de la muerte tras ahogarse en una pileta. “Demian fue trasladado al hospital Arcade de San Miguel y luego al Hospital Garraham, “Nosotros no teníamos obra social, mi marido había perdido el trabajo y habíamos recién empezado con un negocio, una fiambrería de barrio” recuerda Jacqueline. El accidente le provocó importantes secuelas neurológicas. El diagnóstico médico reflejaba diferentes distonías, que son un trastorno del movimiento que causa contracciones involuntarias de los músculos. Para controlarlas Demian recibía muchísima medicación y estaba muy desconectado. Demian es el más pequeño de tres hermanos y tiene una conexión muy especial con Jeremías, el del medio. Un día mientras Jeremías lo hacía jugar, Demian lanzó una carcajada que emocionó a todos en la familia porque era una lucecita de esperanza. Luego vinieron más internaciones, “No sabíamos que hacer, teníamos mucho miedo de quedarnos dormidos y no darle la medicación que necesitaba, estábamos desesperados” recuerda Jacqueline. En una de las internaciones en el Garrahan se les acercó una enfermera y les comentó de un caso similar, en el que el paciente con un peor pronóstico por las distonías que el de Demian, había salido adelante en el Centro de Rehabilitación de FLENI Escobar. Carlos y Jacqueline no lo dudaron: “Tenemos que luchar por lo mejor para nuestro hijo”. Y así empezaron a golpear puertas, en la Municipalidad de San Miguel, eventos solidarios para reunir los fondos, programas de televisión contando su caso. Abrieron la cuenta de facebook “Todos por Demian” y rápidamente su historia llegó a lugares tan lejanos de la Argentina como Tierra del Fuego. “En el camino nos encontramos con un angel, Eliana, ella nos ayudó y acompañó en trámites y gestiones para que tuviéramos una obra social” recuerda Carlos. “Hasta nos pagó la consulta con un neuropediatra en FLENI Belgrano para que lo vieran a Demian”. Con la Obra Social la internación para Demian en FLENI estaba más cerca. “Un día nos llamó Eliana y nos dijo llena de entusiamo ¡¡ya está el lugar para Demian en FLENI Escobar!! No lo podíamos creer”. Demian comenzó su rehabilitación y empezó a mejorar su conexión y su postura, además ganó peso y rebajo la medicación. El va muy contento a sus terapias en dónde trabaja con otros chicos “Yo lo siento como si fuera al Jardín de Infantes, antes del accidente el estaba esperando muy ansioso empezar el colegio” nos cuenta Jacqueline.
Dentro de muy poquito Demian tendrá su alta en FLENI y continuará su tratamiento en forma ambulatoria en el Hospital San Juan de Dios. Su familia está acondicionando su casa para recibirlo y que él pueda seguir avanzando y mejorando día a día. “Sabemos que todavía falta mucho pero el techo lo pone él” dice orgullosa su mamá.